Un joven llamado Ahmed busca los ideales de la pureza y la vida recta, aunque tiene ciertas tentaciones propias de la adolescencia, busca ser fiel en la vida, impulsado por un “imán”, un hombre que lo encamina hacia las enseñanzas y filosofía musulmana radical.

Ahmed es seguidor del Corán, pero ni su familia ni sus amigos comprenden su devoción ferviente y tratan de disuadirlo, incluso su profesora Inés se preocupa por la influencia que tiene el joven y que se ve reflejado en su forma de vestir y en su comportamiento.

El adolescente empieza a vivir problemas radicales con su religión, determinado a matar, y la constantemente a probar su fe, misma que es vista por otros como un gran cambio, e incluso fanatismo con el que podría lastimar a sus semejantes.

El trágico desenlace nos deja la moraleja de que si buscamos hacer mal, algo nos puede pasar, más allá de lo que tenemos consciencia en la vida, con resultados imprevistos.

Desarrollada en Bélgica, la película aborda los problemas de la radicalización religiosa, el choque con la cultura occidental y el trato a las mujeres, a los hombres y la idea de ir al cielo y comportarse de acuerdo al Islam.

Los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne dirigen el filme por el que fueron reconocidos como mejores directores en el Festival de Cannes.

 

 

Comentarios