Morelia, Michoacán; 29 de octubre del 2019. La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), hace un enérgico llamado a las autoridades del transporte en Michoacán para que detengan la cacería de Ubers, que se desató en el estado desde la implementación de esta Plataforma.

 

Ante los recientes hechos de violencia en donde un vehículo particular,  presuntamente adherido a la empresa Uber, fue prácticamente destrozado por integrantes del transporte público, el Ombudsperson, Víctor Manuel Serrato Lozano, exige que la autoridad rectora ponga un alto a estas acciones para que no se vuelvan a repetir, por los inminentes riesgos que conllevan para la integridad física de los conductores y los usuarios.

Esta CEDH advierte que en el transporte público debe prevalecer la sana competencia, como alternativa para que los interesados tengan la posibilidad de elegir entre las opciones existentes.

Ante este panorama este organismo considera urgente que se trabaje en una propuesta que brinde certeza jurídica para la operatividad de las unidades que operan mediante plataformas digitales, como el caso de los Uber; garantizando los preceptos de la ley de la oferta y la demanda, pero además asegurando el bienestar, la tranquilidad y seguridad de los usuarios.

El organismo considera que es la autoridad del transporte público la que debe poner orden en este sector y coadyuvar para que se generen las condiciones jurídicas en Michoacán para evitar la confrontación entre los transportistas concesionados con las unidades que operan mediante plataformas digitales.

La CEDH reitera que debe prevalecer el respeto al Estado de Derecho, por lo que conductas delincuenciales como las ocurridas deben ser castigadas conforme a derecho.

Comentarios