¿Para qué nos sirve el sistema de partidos en México?

28 de septiembre de 2020.- El vivir político y el vivir la politicidad para los griegos no era un aspecto de la vida, sino la totalidad y la esencia de la misma. De manera que el ser no político era considerado un ser defectuoso, un ser inferior.

Hasta el siglo XIX, el poder político era considerado coercitivo, pues monopolizaba el uso de la fuerza y se presuponía que el aparato estatal disponía de estructuras para ese fin. Asimismo, se restringía la política como una actividad de gobierno y relacionada a la concepción de estado.

Ahora bien, en el siglo XX ese concepto resultaba limitativo porque se añadió la democratización, o la masificación de la política, es decir, que las masas entran en la política, con la intención de quedarse.

Distintos autores coinciden en que la democracia es el gobierno del pueblo, ya que la democracia es un sistema en el que el pueblo puede cambiar a sus gobernantes, de manera pacífica y el gobierno puede gobernar porque así lo decide la sociedad.

Los partidos políticos son considerados como elementos importantes en una democracia porque además de ser una opción para los electores que pueden elegir por quien ser gobernados, forman parte del desarrollo de las sociedades, pues el sistema de gobierno, el sistema electoral y el sistema de partidos forman parte de la estructura del sistema político, refiere Dieter Nohlen.

Asimismo, en trabajos de ciencia política, el sistema de partidos es tratado como una variable cuya conformación depende de las variables institucionales, y, revela el autor: “el sistema de partidos es un factor decisivo respecto a los resultados que exhiben y las apreciaciones valorativas que merecen los elementos institucionales”. Y como variable independiente, es importante resaltar que el sistema de partidos es la relación entre historia y estructuras sociales y que es una variable decisiva en el comportamiento y en los efectos de las instituciones políticas.

De acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE), los partidos políticos son asociaciones de interés público que se conducen de acuerdo con ciertos principios e ideas, con el fin de promover la participación democrática y servir como organizaciones de ciudadanos para ocupar cargos de elección popular, mediante el voto universal, libre, secreto y directo.

Para Max Weber, el partido es “la forma de socialización que, descansando en un reclutamiento libre, tiene como fin proporcionar poder a su dirigente dentro de una asociación y otorgar por ese medio a sus miembros activos determinadas probabilidades ideales o materiales”.

Sartori aseguraba que se denomina partido político a “cualquier grupo político que se presenta a competir en elecciones y que puede colocar mediante ellas a sus candidatos a cargos públicos”.

Pero, los partidos políticos no sólo sirven como instrumentos o vía para postular a ciudadanos en elecciones, sino que también son mediadores entre el gobierno y los ciudadanos, ordenan intereses de la sociedad, y definen el debate político preponderante en un Estado. Asimismo, forman parte de la sociedad y no pueden tomarse como elementos aislados de la misma. Esa mediación se da como representatividad, es decir, llevar las demandas de la sociedad y el gobierno; consenso, generar apoyo a la sociedad para imponer decisiones del gobierno.

Ante diversos conflictos en el mundo y en México, aparecen para dar soluciones a través de propuestas y ofertas electorales.

En México, se vivió por muchos años un sistema de partido único, que fue calificado como régimen de partido hegemónico con el Partido Revolucionario Institucional, a partir de las décadas de los ochentas y los noventas de este siglo, tuvo que enfrentar a la competencia y la transición a la democracia significó el paso de un partido hegemónico a uno plural, dando paso a la alternancia del poder en el año 2000, con la llegada del Partido Acción Nacional a la presidencia.

Fue hasta en el año 2006 cuando se dio una nueva conformación del sistema de partidos, pues el PRI pasó a ser la tercera fuerza política y hubo competencia entre el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Acción Nacional.

Y después del triunfo de MORENA en 2018, el PRI es el partido que obtuvo menos votación, logrando sólo 7 millones 676 mil votos, quedó como quinta fuerza política; el PAN logró 9 millones 995 mil votos, quedó como segunda fuerza política; mientras que el PRD logro sólo 1 millón 602 mil votos.

Dicho sistema de partidos ha dado estabilidad al país, con cambio de poder entre los partidos, competencia electoral, elecciones libres y trasparentes, respaldadas por un Instituto Nacional Electoral, y una mayor participación ciudadana, aunque el Latinobarómetro, estudio sobre el desarrollo de la política, la economía y la sociedad en América Latina, resalta la poca confianza en los partidos políticos. Actualmente, sólo el 11 por ciento de los mexicanos confía en los partidos políticos, mientras que el 16 por ciento tiene confianza en el gobierno.

Los partidos políticos en México se vuelven burocráticos porque cuentan con un presupuesto anual, y se convierten en una institución pública. Sólo se dedican a financiar una estructura de elección para gobiernos ejecutivos, ya que, a nivel local, los actos legislativos no se toman en cuenta a nivel nacional, y tampoco como parte de una estructura de organización para ayudar a los partidos, porque quienes toman las decisiones de mayor impacto son solamente los comités ejecutivos, es decir, los presidentes y secretarios de partidos, a nivel nacional.

Uno de los papeles de los partidos políticos es saber ser oposición, un rol que puede verse menos atractivo pero que es importante para el desarrollo de un país, ya que de esa manera pueden formar parte de la toma de decisiones, así como evidenciar fallas en políticas o acciones de otros gobernantes.

Situación que en actualmente en México no se visualiza, ya que los partidos actuales, opositores a Morena, que es el partido en el poder, no dan muestra de acciones en beneficio de la ciudadanía. Y sólo emiten posicionamientos cuando les beneficia para sobresalir o para mostrarse, frente a próximas elecciones. Y parece que para esa falta de acción se apoyan en cierta parte en Maquiavelo, quien señalaba que “si un príncipe quiere mantener al estado, se ve forzado a menudo a ser bueno, a obrar contra la fe, contra la caridad, contra la humanidad, contra la religión”.

Si bien, Sartori señalaba que definir la esfera de lo político, aseguraba que los hombres públicos y políticos de profesión saben muy bien cuando hablan de una “cuestión” política, además no se sienten como marionetas manejadas por hilos, sino que se sienten protagonistas de un “juego contra personas”. Es decir, que para los políticos, la política no es un ámbito difícil de situar porque saben muy bien dónde está y cuáles son sus dominios.

Pero en México, esos dominios se distinguen por el aumento en el número de partidos que compiten en las elecciones y desaparecen al culminar las elecciones, cuando ganan un puesto, una curul, y eso una significativa desconfianza ciudadana hacia estas instituciones políticas.

Ante el inminente proceso electoral que se comenzará este año, tengamos presente que el actual sistema de partidos políticos que hay en México ha perdido credibilidad, lo cual se va a reflejar en las próximas votaciones.

 

FUENTES DE INFORMACIÓN

Bobbio, Norberto. Teoría General de la Política. Editorial Trotta. 2005.

Díaz Pinzón, Jairo. Regímenes y sistemas políticos. Programa de administración pública territorial. Escuela Superior de Administración Pública. Bogotá, 2018.

Nohlen, Dieter. La trilogía: sistema de gobierno, sistema electoral y sistemas de partidos. Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. México.

Sartori, Giovanni. La Política, Lógica y Método en las Ciencias Sociales. Fondo de Cultura Económica. México 1987.

Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Sistemas electorales y de Partidos. Centro de Capacitación Judicial Electoral, Ciudad de México, 2010.

Hofmesiter, Grabow, Karsten. Partidos políticos en la democracia. Organización y Funciones. Fundación Konrad Adenauer. Guatemala

Comentarios

More Stories
Buscan fortalecer Policía Turística y Ambiental en Michoacán