Ursula, Paloma Mensajera que se reencontró con su hija después de 20 años

Morelia, Michoacán, a 29 de noviembre de 2020.- “Volver a abrazar a mi madre y darle todo el amor que no pude expresarle durante estos 20 años que he estado lejos de ella, es la mayor satisfacción que he tenido a lo largo de mi vida”, señaló Cristina Santiago al despedir a su progenitora, luego de convivir con ella durante más de tres semanas en California.

Para Cristina su reencuentro con su madre, la señora Úrsula Lemus, fue hermoso pero difícil, pues momentos antes de que el avión aterrizara, ella recibió la llamada de uno de sus tres hermanos informándole que su abuelo materno había fallecido.

“Abracé tanto, tanto a mi madre y lloré en sus brazos invadida por varios sentimientos, por un lado la alegría de volver a verla y por otro la tristeza de que mi abuelo, su papá, había fallecido. En ese momento no le pude dar la mala noticia, fue hasta el día siguiente que con calma le dije lo que había pasado y pues juntas nos sobrepusimos, mis cuatro hijos, de 20, 16, nueve y cinco años, la llenaron de cariño y eso la ayudo bastante”, señala Cristina emocionada.

Originaria de la comunidad de Jarácuaro, municipio de Erongarícuaro, Cristina emigró a Estados Unidos hace 20 años, desde entonces su mayor ilusión era volver a ver a sus padres, pero por azares del destino solo pudo cristalizar este sueño con su mamá, pues a su papá no le alcanzó la vida, él falleció hace cinco años.

“La mayor ilusión de mi papá era volver a verme, soy la mayor de sus hijas, pero ya cuando él estaba muy enfermo me dijo, ‘solo Dios sabe por qué te fuiste y hay que aceptar su voluntad, tu échale muchas ganas para salir siempre adelante’. No hay tristeza más grande que perder un ser querido y no poder estar a su lado para despedirse, yo ya perdí a mi padre y pues ahora a mi abuelo”.

Durante la estancia de doña Úrsula en Estados Unidos, ella, su hija y su nieta lucieron atuendo purépecha, naguas plisadas, guanengos y mandiles bordados por ella misma en punto de cruz y que llevó a Estados Unidos, en busca de arraigar las raíces de su natal Michoacán entre las nuevas generaciones. También degustaron tamales, atole y buñuelos.

Doña Úrsula y 30 integrantes más del programa sello del Gobierno de Silvano Aureoles, Palomas Mensajeras, originarias de Erongarícuaro, arribaron al Aeropuerto de Morelia este domingo, luego de convivir con sus seres queridos en California durante más de tres semanas.

Comentarios

More Stories
Gestionan la llegada a Morelia de “Ambulante más allá”