fbpx

Votos náufragos, elecciones 2021

Por César Stevens

En las elecciones de 2021 vamos a tener muchas opciones, o al menos eso parece a primera vista. Por lo menos en Michoacán tendremos la opción de votar por nueve partidos políticos distintos y por los candidatos independientes que logren aparecer en las boletas. Hasta aquí todo va mas o menos bien, no es tan difícil de entender, son 9 partidos políticos más los independientes, en todas las boletas habrá 9 o 10 opciones, todo bien…¿o no? 

Pues no: las elecciones en 2021 serán las más grandes de nuestra historia, pero también las más confusas. En Michoacán, para los distintos cargos de elección popular tendremos 9 o 10 opciones para marcar en las boletas, pero solo tendremos 7 u 8 candidatos así que para votar responsablemente, en teoría, tendríamos que entender cómo funcionarán las alianzas de los Partidos Políticos, las cuales no son las mismas en todo el Estado. Además debemos entender que existen 3 partidos políticos de nueva creación de los cuales, en realidad, casi no hemos escuchado nada pues a pesar de que las instituciones y reglas electorales hacen lo posible para que exista un “piso parejo”, la realidad es muy distinta.

También debemos conocer y entender el proceso de un candidato independiente, que no es el mismo al de uno de partidos políticos, cuando votas por un independiente no votas por “el partido independiente”, votas solo por la persona y quizá el equipo que lo respalda.

Pero no solo los partidos políticos y sus alianzas son los que hacen compleja esta elección, encima debemos conocer que existirán dos modalidades nuevas para emitir nuestro voto: la primera es la posibilidad del voto desde el extranjero, que a pesar de que no será la primera vez que se lleve a cabo esta posibilidad, sí es la primera en el la que se le ha dado tanta difusión; y la segunda será el voto electrónico, que lo único que cambia es que no votaremos (algunos) en papel, si no que lo haremos a través de un dispositivo electrónico que se instalará en algunas casillas.

Lo diré de otro modo: para votar responsablemente tenemos que saber cuántos partidos políticos existen, qué es un candidato independiente, dónde habrá y para qué cargo, luego debemos averiguar en qué lugares y para qué cargos van juntos los partidos y en cuáles no, pues votar por el rojo en todas las boletas no siempre va a significar que solo das tu apoyo al rojo, también debemos entender que el Michoacán migrante (el de más de 4 millones que viven en el extranjero) también va a votar, aunque no para todos los cargos, y por último debemos entender que algunas personas votaran en papel, y algunas no.

Imagina que vives en la colonia Isaac Arriaga en Morelia, al ir a votar te darán 4 boletas, para Gobernador tendrás 9 opciones y 7 candidatos, para Alcalde tendrás 9 opciones y 8 candidatos, para diputado local tendrás 9 o 10 opciones pero solo 7 u 8 candidatos, para diputado federal tendrás 9 opciones pero solo 7 candidatos, y quizá seas una de las personas que vote en dispositivo electrónico.

Entonces, ¿todo está claro para las próximas elecciones?

El 2021 será un año histórico para México: nuestra democracia ha madurado tanto que tendremos muchas opciones, unas con partido y otras sin él, además nos acercamos más al uso de las tecnologías y por fin tomamos en cuenta a los mexicanos que viven en el extranjero, y aún así: es confuso, será confuso y desafortunadamente a raíz de esto muchas personas no querrán salir a votar; casi

pareciera que los millones que gasta el Instituto Nacional Electoral en publicidad no sirven, que de hecho causan todo lo contrario: a las personas no les gusta nuestra democracia.

Esto tiene una razón, algo de lo que hablé en mi última columna: que a pesar de lo grande, costoso y bien estructurado del aparato electoral mexicano, aún no funciona. Y es que los institutos electorales del país siguen dejando de lado la educación cívica, creen que 8 meses de intensas campañas publicitarias sobre el voto, las elecciones y los partidos, es lo que funciona, cuando en realidad solo nos saturan, nos asquean, y solo provocan que muchas personas odien esos 8 meses en donde todo es política, todo es campañas, todo es elecciones, para después olvidarse de todo…hasta el siguiente periodo electoral.

La democracia en México, las instituciones democráticas en nuestro país deben cambiar la estrategia de inmediato, esta debe ser el último proceso electoral tal como lo conocemos, a partir del 07 de junio del 2021 el INE y los institutos locales deben comenzar una campaña intensa y permanente de capacitación y difusión de los derechos político electorales de las personas, si logramos que la sociedad mexicana esté tan bien enterada e informada todos los días de todos los años, no necesitaremos 8 meses intensos de saturación electoral, no necesitaremos que nos recuerden que podemos votar y que de algo servirán esos votos.

Las tareas principales de los institutos electorales ya no deben ser atender a los partidos políticos, pues ya quedó comprobado que estos no cumplen con su función de ser el puente entre el Estado y los ciudadanos, ahora deben enfocarse en educar a la población, fortalecer las áreas de participación ciudadana y ponerlas en el centro de todas sus actividades, o bien, deberán exigir un cambio radical e inmediato a los actuales partidos políticos; de lo contrario, si seguimos así, en unos años será tanto el hartazgo que nadie irá a votar, que cada vez pediremos menos opciones, cada vez nos dividiremos más profundamente.

La Roma antigua murió ahogada en votos, nosotros corremos el riesgo de morir en una sequía.

Comentarios

More Stories
Netflix confirma que habrá segunda temporada de Lupin