Proceso electoral y retos de las campañas políticas ante la pandemia

Por: Laura Cedeño

17 de marzo de 2021.- El pasado 6 de septiembre comenzó la primera de las etapas del proceso electoral: la preparación de la elección. Ante la esperada contienda y para los apáticos de la política “la temporada no deseada”, la atención de los medios en gran proporción se ha inclinado hacia personajes que buscan contender en las próximas elecciones.

Desde antes que iniciara el proceso electoral, distintos personajes y partidos políticos ya se encontraban promocionándose en diversas plataformas y espectaculares que, aunque no promueven el voto, darse a conocer sería la mejor de las oportunidades para sacar ventaja en el presente proceso.

Nos encontramos a días, de que se formalicen los registros y semanas para que inicien formalmente las campañas electorales. Campañas que sin duda tienen que rediseñarse ante la crisis sanitaria en la que nos encontramos.

Sin embargo, pese a las medidas que han instaurado las instituciones electorales en el cuidado y manejo del protocolo ante las sesiones para la preparación de la elección. Podemos observar en las páginas oficiales de los partidos, al menos para el caso de Michoacán que, la preparación, reuniones y eventos internos de estas organizaciones partidistas rompen completamente con los protocolos de sanidad establecidos por la secretaría de salud.

Pues, los tapetes sanitizantes, el uso de gel antibacterial y la portación de los cubrebocas son solo la panorámica de las fotos para justificar que cumplen con las medidas de sanidad, pero en lo que respecta a la sana distancia, el lavado de manos constante, el no exponer a sus seguidores aglomerándolos en eventos ha pasado a términos secundarios.

La excesiva cautela que por parte de los Institutos electorales han establecido y la despreocupante acción por parte de los eventos internos de los partidos políticos y las reuniones de precampaña de quienes son sus precandidatos a la gubernatura, no es un tema que se pueda pasar por alto, pues estamos a expensas de un virus que a más del año que se originó no se ha podido controlar de la forma más satisfactoria que digamos.

Los contagios han ido en incremento, derivado de estas reuniones partidistas y sumándole la poca disciplina y falta de cultura o de sentido común de la ciudadanía, terminadas las fiestas decembrinas y las compras de pánico derivadas del famoso “buen fin” resulta ser bastante obvio que la pandemia al día de hoy es un fenómeno incontrolable. Y se dice que, se nos viene la tercera ola para fechas de semana santa.

Consecuentemente, los próximos eventos de los cuales México es parte: “el proceso electoral” tendrá que rediseñar las modalidades por las que se realizarán las campañas, pues el panorama de los eventos masivos, los toquines de puerta, caravanas, entre todas las que conlleva, va a cambiar completamente.

En países como lo es Estados Unidos, pudimos ver que recientemente llevó a cabo la renovación de quien sería el jefe de Estado, elección que se realizó en medio de una pandemia. Pero que no deja de ser interesante, por analizar las medidas que tomaron para cuidar de la salud de los estadounidenses y evitar más contagios.

Sin embargo, de un análisis realizado por el Instituto Internacional para la democracia y asistencia electoral (International Institute for Democracy and Electoral Assistance International IDEA) se ha determinado que:

  • “al menos 75 países y territorios en todo el mundo han decidido posponer las elecciones nacionales y subnacionales debido a COVID-19, de los cuales al menos 40 países y territorios han decidido posponer las elecciones nacionales y los referéndums;
  • al menos 101 países y territorios han decidido celebrar elecciones nacionales o subnacionales según lo planeado originalmente a pesar de las preocupaciones relacionadas con COVID-19, de las cuales al menos 79 países han celebrado elecciones nacionales o referéndums.
  • Y al menos, 49 países y territorios han celebrado elecciones que inicialmente se pospusieron debido a preocupaciones relacionadas con COVID-19, de las cuales al menos 27 han celebrado elecciones nacionales o referéndums.

México se prepara para que este año se renueven ayuntamientos, diputados federales y gobernadores en 15 de sus estados. Lo que resulta interesante es pensar, si realmente nos encontramos preparados para llevar a cabo esta tarea de forma responsable sin evitar que se propague aún más la crisis sanitaria por la que pasamos.

Es preocupante que a inicios de este año y con la pandemia en “foco rojo”, las autoridades electorales no hayan determinado ya, las directrices en las que se deberán basar los partidos políticos y candidatos independientes para participar en el proceso electoral; establecer cuáles serán las medidas y sanciones que se asignarán en caso de incumplir con ellas y si es que se usará alguna otra alternativa para resguardar la salud de la población. Entre ellas se cree que las campañas digitales es la mejor de las opciones ante este panorama.

Si bien, tras la trágica actualidad que se vive, perfiles políticos han sacado provecho de esta pandemia para acercarse a la ciudadanía y promoverse políticamente y no menos preciado, ayudar a los sectores más perjudicados con pequeñas acciones (despensas, comida, recursos de distinta índole, etc.), lo cual les ha dado cierta ventaja para empatizar con la ciudadanía.

Sin embargo, con los contagios en aumento, una crisis económica en desarrollo, perfiles y partidos políticos sacando provecho de las circunstancias y una negligente acción de parte de los individuos al no acatar los protocolos de sanidad, hace que, en mi perspectiva, se visualice una muy reñida, interesante y desesperada contienda electoral. Elección que dará mucho material para la historia y futuras elecciones.

 

More Stories
Infraestructura pública debe ser necesidad y no ocurrencia: Abelardo Pérez