fbpx

El camino a la Gubernatura

Por César Stevens

24 de abril de 2021.- Hasta el día de hoy tenemos seis candidatos a gobernador, entre ellos solo una mujer, y seguimos en espera del posible candidato de MORENA. De acuerdo con esto tendremos siete opciones para elegir nuevo gobernador, cinco afines al presidente y dos en oposición. Y es que aunque los colores sean distintos, aunque en redes y medios de comunicación “se ataquen”, la realidad es que de los diez partidos políticos que participarán en las próximas elecciones en Michoacán solo hay dos opciones: con Andrés Manuel o en su contra.

Hagamos cuentas, por un lado tendremos a los tres “viejos” partidos: PRI, PAN y PRD que aunque van juntos en la elección, no van revueltos. Cada uno tiene sus propios objetivos: el PAN busca consolidarse como la oposición al partido en el poder, tanto en el discurso como en las urnas, para así posicionarse como la opción en la elección del 2024; el PRD por otro lado tiene una sola misión: no desaparecer, conseguir la mayor cantidad de cargos y puestos de poder para seguir haciendo “negocios”; el PRI va por lo de siempre, quiere gobernar, no importa cómo, no importa a través de quién, no importa si es montado (o disfrazado) en otros partidos, el PRI quiere seguir ejerciendo el poder.

A este “bloque opositor” se le suma Movimiento Ciudadano (MC), que desde la elección de Andrés Manuel se ha mostrado, supuestamente, como el partido más firme al momento de hacerle frente, desde el poder legislativo federal, los legislativos locales y también con sus Alcaldes y Gobernador; ellos, al menos en Michoacán buscan terminar de consolidarse como una opción real, por eso, esta vez buscan apropiarse del creciente “poder femenino”.

Cuatro fuerzas políticas como “opositores” al presidente, pero ¿y los otros 6?

En primera instancia MORENA: desorganizado, con mucha gente que lo apoya y con altos niveles de aprobación, pero sin un rumbo fijo, hoy en Michoacán la “4T” no está definida y para muchos que aspiramos a entender la vida política nos queda claro que por el momento, en Michoacán, la 4T es sinónimo de beneficios propios, buenas intenciones y proyectos personales.

Fiel a la izquierda, le sigue el PT el partido más difícil de leer, hace dos años se perfilaban a ser una opción seria para los michoacanos, hace un año todos pensamos que serían la representación de la verdadera izquierda, hoy van detrás de MORENA siguiéndolo, sobreviviendo y creciendo solo si llegan a acuerdos con los guindas. El Partido Encuentro Solidario (PES), Fuerza por México (FxM) y Redes Sociales Progresistas (RSP) van por el 3% de la votación, quieren ser partidos nacionales “estables” y competir, en auxilio de Andrés Manuel en las elecciones presidenciales del 2024.

Por último, tenemos el particular caso del Partido Verde, para nadie es un secreto que por muchos años el Verde fue el partido “satélite” del PRI acompañándolo en todas sus decisiones y luchas, ganando lugar en el congreso y en los Estados, sobreviviendo y creciendo en la medida que su “padre” lo permitió; sin embargo, hoy el Verde en Michoacán es algo muy distinto, ya no es un partido satélite (al menos no en el Estado) hoy el Verde busca posicionarse como una verdadera fuerza política, buscan ser uno de los partidos más votados en solitario, quieren crecer para poder negociar en el 2024 y entonces sí trazar un camino tangible a futuro.

La primer arma de los partidos para lograr esto en Michoacán son sus candidatos a la gubernatura, es cierto que si trabajas arduamente por un distrito o un municipio puedes terminar “ganándolo”, pero también es cierto que los candidatos con mayor exposición mediática son los que generan arrastre, por eso MORENA ganó tanto en el 2018 pues todos conocíamos a Andrés Manuel así que la gran mayoría  votó por su partido, del mismo modo puede suceder con los candidatos a la gubernatura, los más conocidos podrían acabar ganando el Estado (aunque quizá no la elección).

Esta semana tuvimos dos ejercicios que buscaron permitirnos conocer un poco más a nuestros actuales candidatos a gobernador, el primero de ellos por medio de una televisora local, en un formato informal y buscando generar más visitas a sus redes sociales. El segundo por otro lado fue gestado por el Instituto Electoral de Michoacán con un formato formal (un tanto aburrido) más puntual y tradicional.

Dichos ejercicios confirmaron todo lo aquí escrito: el candidato del frente busca rescatar, posicionar y mantener en el poder a sus partidos (por eso le están invirtiendo tanto); la candidata de MC trata de apropiarse de las causas de los movimientos feministas (hasta ahora no le va tan bien); los candidatos del PES y RSP no van a la contienda a ganar la gubernatura van a posicionar a sus partidos y a buscar ese anhelado 3%; aunque el candidato de FxM está en el mismo supuesto que los dos anteriores, a diferencia de estos Cristóbal Arias, sí busca algo más, ¿ganar? con tan pocos recursos y tan pocos votos seguros es complicado, pero algo busca; el Verde trae a un buen candidato y estructura, pero sabe que “no le alcanza” para ganarla, me atrevo a decir que ni siquiera han contemplado la opción de ganar; y por último MORENA, el partido sin candidato, está desorganizado, pero con mucha gente y altos niveles de aprobación.

Y por si en algún momento se encuentran preguntando por qué hay tantos partidos, por qué tantos candidatos, si de lejos se nota que muy pocos tienen posibilidades, recuerden que no se necesita ganar la gubernatura para ganar el Estado, y que no todas las campañas se hacen para ganar. 

Comentarios

More Stories
Impulsa SSM detección oportuna de cáncer de mama, con mastógrafos móviles