¡Domingo 7! Conoce cómo surgió la frase

Un día, al interior del bosque, un grupo de duendes se encontraba danzando y cantando, en sus versos recitaban armoniosamente -lunes uno, martes dos, miércoles tres, jueves cuatro, viernes cinco, sábado seis- y así, una y otra vez, lo que estas pequeñas y mágicas criaturas no sabían era que, oculta entre los arbustos, una joven los espiaba.

Mientras entonaban su repetida estrofa, el ímpetu de la mujer salió a relucir ya que, al decir los duendes -sábado seis- ella no pudo evitar exclamar ¡y domingo siete!, descubriéndose así ante éstos. En castigo a la intromisión y arrebato de la joven, los duendes esparcieron un hechizo sobre ella, el cual la dejó embarazada.

El dicho, de origen europeo, llegó a América, como todo, con los españoles quienes lo difundieron en Latinoamérica.

La frase, amena y simpática, es parte de los cánticos de ritos páganos de la zona referida, aunque como con todas las historias de origen incierto, surgen diferentes versiones, en numerosos sitios de internet. Esta frase no es de origen mexicano pero sí es muy popular.

Además, el arqueólogo mexicano Eduardo Merlo Juárez, ha señalado que la pegajosa frase tiene su origen en una leyenda del Norte de Europa. Más precisamente en Dinamarca y Noruega.

7 de noviembre de 2021.

More Stories
Llama Comité Estatal de Seguridad en Salud a reforzar medidas sanitarias