“Rojo Dalila”: el cíclico retorno de Tellüric

Como el movimiento de placas tectónicas que sacuden la tierra, la música de Tellüric presenta un quiebre en el paisaje musical colombiano al plantear una identidad sonora que renueva las formas de la música experimental, tomando las formas de algunas vertientes del rock para depurarlas y transmitirlas a través de texturas producidas por instrumentos de cuerda, electrónicos y percusión. Conformada por un equipo diverso de actores musicales con experiencia en distintos ámbitos de la industria –que abarcan desde el diseño de audio hasta la participación en reconocidas bandas de la historia musical colombiana–, esta nueva propuesta plantea un sonido poderoso que oscila entre géneros musicales.A medio camino entre la electrónica y el industrial, pasando por el sludge, el post rock, la música progresiva y el trip hop, Tellüric utiliza una instrumentación inteligente para transmitir una visión propia de la naturaleza, respondiendo a los fenómenos naturales que dan forma a los mitos y que moldean los paisajes en los que la raza humana ha construido su hogar, entre dunas desérticas o bosques de árboles tupidos e inalcanzables. Así, su sonido construye un puente entre lo aural y el mundo natural que los sobrecoge, que se impone para llenarnos de paz o imponer respeto. Con 1, su primer EP, la banda inaugura un tríptico de lanzamientos que complementa su propuesta sonora, una en el que el diálogo con otras disciplinas del arte como el lenguaje audiovisual y el arte digital tienen un espacio para generar una experiencia holística.

Escucha “1” en tu plataforma favorita

1 está compuesto por cinco cortes que proponen un viaje inmersivo por un sonido que sirve como sismógrafo de los fenómenos naturales que sobrecogen e inspiran a la banda. El EP fue producido por Guillermo León y Diego Pinzón, en co-producción y mezcla de Alex Sánchez (Deadwalkman) en su estudio en Chía, grabado en Altar Audio, La Calera por Juan Valencia y masterizado por Mike Hillier en Metropolis Studios, en Londres. La pluralidad de actores que participan en la creación de esta primera obra le dan a 1 una identidad única y emocionante que nos lleva por momentos de calma reflexiva para luego sumergirnos en el caos y lo agreste de la naturaleza, emulando el ciclo de la vida en el que ambas experiencias se complementan. Pues, además del equipo técnico detrás de la producción de las canciones, hay también una serie de colaboradores procedentes del mundo audiovisual que refuerzan la identidad visual de la banda con sus producciones.

Después de presentar el videoclip de “Epicentro” como parte de la campaña de lanzamiento de “1” y el videoclip de “Lava”, Tellüric regresa con el audiovisual de “Rojo Dalila”, último sencillo del EP en forma de un videoclip dirigido por Germán Prieto entre Canadá y Colombia, protagonizado por la bailarina japonesa Yui Ugai. Prieto ya había colaborado anteriormente en “Lava”, utilizando planos de un gran incendio y ahora presenta un audiovisual grabado en Toronto y en Bogotá. “‘Rojo Dalila’ fue evolucionando con la idea inicial de rodar todo el video desde Toronto, la ciudad en donde vivo, representando lo que percibí de la canción a través de la danza, combinando elementos del teatro Butoh japonés y la Danza Contemporánea”, explica el director colombiano. “Yui Ugai era la persona indicada para ser la bailarina del video por sus raíces y su experiencia en estas áreas. Inicialmente queríamos hacer todo en invierno para transmitir el frío de esta temporada con la música, pero nos dimos cuenta de que grabando en el verano podríamos contrastar y profundizar más en la canción”. Por su parte, Ugai comenta: “Realmente me sentí inspirada por la música y el director. Espero que mi danza y la personificación física contribuya a que la audiencia texturice y visualice la canción y sus emociones a través de este videoclip”.

Mira aquí el video de “Rojo Dalila”

“Rojo Dalila” consagra también el interés de la banda por conectar con la feminidad desde diferentes perspectivas. Más allá de la naturaleza como una fuerza femenina, la narrativa visual del videoclip encarnado en la figura de Ugai pone en tensión el equilibrio vital, haciendo énfasis en los ciclos del mundo natural como una fuerza que renace y languidece debido al movimiento de la tierra alrededor del sol. Así, se genera una reflexión visual en torno a giros, físicos y metafóricos, que se traducen en los contrastes y simetrías que la bailarina establece en su danza alrededor de los ciclos estacionales, extendiendo la producción del videoclip durante más de un año. “‘Rojo Dalila’ nos muestra el vivir y abrazar el eterno retorno”, explica la banda. “De como muchas cosas suben hasta cierta altura y luego caen bruscamente para volver a empezar, pero nunca desaparecen, solo se transforman, cambian eternamente”, complementan.

La letra de “Rojo Dalila” es parte de “Cutting the Stone” una obra de la artista bogotana Juliana Canal, quien también colabora con su voz en la canción “Menura”, incluida en el primer EP de la banda. En esta danza de oposiciones, el complemento masculino que aporta la banda suma a este juego de espejos invertidos, de visiones, una reflexión de género y sexualidad. “Para el cierre la banda no solo aportó un elemento clave, la fuerza, sino que cerraba el círculo narrativo y conceptual, así que viajé a Bogotá para finalizar el rodaje con tomas de la banda. Esto, al mismo tiempo, funcionó para darle una cara a los músicos de Tellüric”, explica Prieto. Así, se establece un juego de oscuras equivalencias que se complementa también con la fuerza interpretativa de Tellüric, utilizando un sistema de ondas que parte de la introspección primera para alcanzar un grito explosivo al final corte. Sobre la repetición de melodías, la banda construye un ciclo infinito en el que el sonido se transforma y crece.

[instagram-feed]

[youtube-feed]

Escucha nuestro PODCAST!

Sígueme en Twitter

More Stories
CEDH Michoacán mantendrá atención permanente a la ciudadanía